jueves, 24 de junio de 2010

"Gohatto" ("tabú"), esa peaso pinícula.

Hace ya algún tiempo alguien, que había visto mi blog (sin la ayuda de Menéame, que tiene mérito) me recomendó que le echara un vistazo a una película nipona llamada "Gohatto", que en palabras suyas, era "una peli de samurais gays". Semejante mezcla causaba en mi una sensación de grotesco atractivo y durante meses ha triunfado mi más firme decisión a no verla. No veáis hasta que punto el consumo de unos analgésicos pueden alterar el juicio de uno... sí, la he visto, como resulta obvio. Y no es solo "una peli de samurais gays"; es algo mucho peor: es tan aburrida como la lucha de una persona contra sus hemorroides... esa clase de cosas que solo interesan a quien las sufre.


Hola, Me llamo Kano y Para cuando termine la película no quedará ningun hetero en mi descatamento.

"Gohatto" intenta parecer una película bien ambientada, y nada más empezar nos suelta un rollo macabeo en forma de voz en off: "Kyoto, 1865. Al poco tiempo de trasladar Miwo al templo Nishon Ganji, se realizaron varias convocatorias para preparar hombres que ingresaran en la milicia Shinsen. Cuando se fundó la milicia, hicieron un esfuerzo por encontrar hombres en todas las provincias del oeste. Hoy en día no, pero en aquel momento, ingresaron hombres realmente incompetentes". Uauh, piensas para tus adentros, esto tiene pinta de ser algo bastante aceptable después de todo. Pero entonces aparece el protagonista de la vergonzante historia que nos espera. Se llama Shozaburo Kano y, como podéis ver en la foto, tiene cara de que alguien le debe dinero y no sabe quien. y a partir de ahí, tenemos la tonadilla mental de "Macho Man" de los Village People hasta el final de la película.

Yo acabé con la misma cara despues de ver la peli... y sin que me cortaran la cabeza.

A partir de aquí, ya importa entre poco y nada el trasfondo. Primero le comienza a Kano a cortejar un compañero, que se pone berraca viendo como Kano decapita a un condenado a muerte. A partir de ahí, todos los que se las daban de heteros acaban tirándole los trastos a Kano, mientras este no cambia de cara en ningún momento (aún no ha descubierto quien le debe pasta). Entre los hetero fail que desfilan en la película tenemos a Takeda Kanryuusai Tokuhiro, que es el comandante de la quinta unidad, Otro samurai llamado Tojiro Yuzawa que obliga a Kano a acostarse con él... la expresión "Dejar el culo como la bandera del Japón" toma sentido de golpe. Pero todos los relacionados sentimentalmente con Kano comienzan a morir, y comienzan los rumores de un amante despechado. Solo hay un problema: la peli es tan aburrida que resulta imposible que te importe todo eso.

"¿Gosas, vida?"

Si ya de por sí una película basada en los escarceos amorosos homosexuales no despierta ninguna fascinación en mí, la trama pesada, inconexa y confusa no lo mejora en absoluto. La historia se diluye constantemente mientras que el eje central de la historia es cansino y carente de interés. De hecho, los actores son tan inexpresivos que a ratos asusta ver moverse un muñeco de cera. La única cosa que se puede destacar es que el personaje de Kano en el fondo es el equivalente a la trupé de guarronas que acosa constantemente en las fiestas del Real Madrid: Un personaje que mata a placer y una trepa de categoría. Supongo que esa es la moraleja de la historia.

A Kano no le dejan ni dormir. Unos sátiros es lo que son todos.

De hecho una de las cosas más irritantes acerca de "Gohatto" es el hecho de que en todos los casos en los que un samurai demuestra ser gay es despachado con "De modo que tenía esa tendencia"... no solo en un trozo de la película, sino en todos. Uno no se explica como aceptó salir en esta pelicula Takeshi Kitano, participe de "Battle Royal", "Zatoichi" o el celebre "Humor Amarillo". Resumiendo, "Gohatto" supone más de hora y media de relaciones gays sin morbo, De escenas en un contexto supuestamente histórico y en definitiva un tostón de proporciones grandes. No vale la pena verla ni acompañado de amigos, porros y cerveza.

"Maldito Sosaburo, es demasiado bello"... El tío es un crack, es un drama y da risa.

Y, de regalo por haber leído este artículo, una canción de Vicky Larraz. Porque la situación así lo requiere. Espero lo disfruten:



4 comentarios :

  1. maría dijo...

    La verdad, qué asquito de película, aunque, me preocupa el hecho de haberla visto entera, jajajajaj, un saludo, María

  2. Raúl_B dijo...

    Si te sirve de consuelo, ya somos dos los que la hemos visto entera xD Saludos!

  3. maría dijo...

    Bueno, esto no es muy normal, lo sé, péro me he enterado de tu cumpleaños y no sabía otra forma de felicitarte, no te he visto por la fisgo, muchas felicidadessssssssss, besitos. Perdón, por hacerlo así, soy rara, lo sé, jajaj.

  4. Raúl_B dijo...

    Gracias! Es un sitio extraño pero te agradezco muchísimo el detalle ;)